Macrobiótica. Aspectos de la salud.II

Mantener o recuperar la memoria.

De acuerdo a la Real Academia Española, memoria es la facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado. En la filosofía escolástica, una de las potencias del alma. Puede que G. Ohsawa se hubiera referido a la memoria genética de cada uno de nuestros componentes orgánicos (células, tejidos, órganos) para que funcionen adecuadamente. Esta se pierde en situaciones de estrés prolongado, enfermedades crónicas y degenerativas, en las que se puede “perder la memoria” y la salud. Con una alimentación sana y con un hábito saludable de vida es probable que recuperemos esa memoria biológica para que nuestro cuerpo funcione normalmente.

 No ser resentido.

La Medicina Tradicional China indica que  debemos expresar nuestras emociones, la contrariedad de aquellas que   no pueden expresarse, que el individuo “se guarda”, pasa a ser una energía que se vuelve en contra, se acumula en el organismo, no se mueve, no circula. Afecta las relaciones interpersonales, y también al propio cuerpo. Muchas patologías pueden iniciarse de esta forma,  por el bloqueo de la circulación de la energía, al no poder expresar las contrariedades que sentimos.

Debemos canalizar esa energía negativa de forma que no nos afecte, ¿cómo?, perdonando. Puede que inicialmente cueste un poco, a quien no, pero no debemos permitir que además de contrariarnos, nos enfermemos.

 Tener buen humor y estar conectado con el medio que nos rodea.

Las emociones son el reflejo del sistema nervioso, y éste a su vez del funcionamiento de los órganos internos. La digestión y la absorción de los alimentos requiere que estemos alegres y dispuestos a la hora de comer. No es aconsejable discutir en la mesa, ni pasar por situaciones de estrés, y por el contrario, es importante que estemos pendientes de la comida.

El exceso de grasas animales embota la mente, y los hidratos de carbono los sobreexcitan, por lo que la dieta también influye en el estado mental.

 Sentir gratitud.

El sentirse bien pese a los avatares de la vida, los problemas que continuamente requieren de nuestra atención y resolución, no deben hacer más que enseñarnos continuamente. Esta enseñanza debe acompañarse con la gratitud de estar vivos, de levantarnos cada día y ver el sol. La vida es hermosa y vale la pena vivirla, pese a todos los contratiempos que surjan, de nosotros depende, y sólo de nosotros, como vivirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s