Acerca de la curación y sanación en Medicina

Hace un tiempo, un paciente al que me une una gran amistad, comentaba que luego de haber padecido múltiples enfermedades e intervenciones quirúrgicas, estaba seguro que “lo único que lo había curado habían sido las operaciones”.

Según la Real AcademiaEspañola curar es : Aplicar con éxito a un paciente los remedios correspondientes para la remisión de una lesión o dolencia; y sanar: recobrar la salud. Tomaba como ejemplo, una dolencia de vesícula biliar (por presencia de colelitiasis (cálculos), que se solucionó con la exéresis (extracción) de la vesícula biliar. Ahora no tiene reservorio de bilis, pero no tiene cálculos. ¿Es realmente esto curación? Colocando una prótesis en una articulación reemplazamos los tejidos enfermos por un artilugio mecánico, muy útil por cierto, pero ¿aplicamos en todos los casos el mejor remedio?

Al reflexionar acerca la curación o la sanación, siempre se plantean una serie de interrogantes, la oportunidad del acto médico, favorecer los procesos naturales de curación o reparación de las heridas, coste para el paciente (además del económico, lo que más pesa es la agresividad del tratamiento, y las consecuencias finales de éste), etc. Esto se estudia en Medicina Integrativa.

Otra definición: Enfermedad: Alteración más o menos grave de la salud. Que sucedería si en lugar de amputar o reemplazar mecánicamente una pieza del cuerpo, modificamos las causas que alteran los procesos fisiológicos, puede que se pueda “sanar” en lugar de amputar o reemplazar. O bien, favorecer los procesos de reparación hística (de los tejidos) y celular.

En los últimos años se ha observado un verdadero auge de la acupuntura en occidente, a raíz del estudio de la acción y de los efectos que producen en varios sistemas (cardiovascular, neuroendócrino, inmunológico) que están intimamente vinculados a los procesos naturales de autocuración.

Es cierto que los avances en Medicina son lentos, pero hay que seguir el camino científico,  el reto es poder establecer con certeza los mecanismos de acción de la acupuntura, no obstante resulta más sensato modificar los hábitos alimenticios y la función de excreción hepática en lugar de resecar la vesícula biliar; y por supuesto que estoy convencido en la necesidad de aconsejar medidas dietéticas y de ejercicios físicos adecuados,  y tratamientos incruentos para intentar detener el proceso de envejecimiento de una articulación antes que reemplazarla por un artilugio mecánico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s