Algunos aspectos del dolor a tener en cuenta

La percepción del dolor es un fenómeno que excede el meramente neurofisiológico. La integración de los más altos niveles cerebrales en las sensaciones -el dolor es una de ellas- hacen intervenir una serie de factores que modulan el dolor. Características individuales, tales como experiencias previas, la importancia que el paciente le otorga al dolor, el estado emocional, y también aspectos culturales, religiosos y raciales adquieren significado tanto en la percepción y modulación del dolor como en el desarrollo de la enfermedad y su tratamiento.

Un paciente que siente dolor, lo convierte en el SNC en una compleja información de las lesiones orgánicas que ésta produce, pero a su vez gestiona o modula el dolor a nivel cortical, en el más alto nivel cerebral, el psicológico.

Podemos aseverar que el dolor agudo casi se refiere solamente a información sensorial neurofisiológica, pero una enfermedad crónica o un dolor crónico excede este nivel. Las áreas corticales de percepción del dolor aportan características especiales, esto es, emociones, expectativas, conocimiento, e incluso participan en la toma de decisiones por parte del paciente. Los pensamientos, los temores y los miedos, pueden modificar la percepción del dolor y su significado para el paciente en diferentes momentos o etapas de su vida, las expectativas de alivio o curación o, por el contrario de incurabilidad o muerte.

La interacción de los factores psicológicos, neurofisiológicos y ambientales pueden producir efectos positivos que influyan en los procesos de autocuración o de reparación de las heridas. Así como no podemos disociar el cuerpo y la mente, la homeostasia fisiológica y psicológica, favorecen la recuperación de las lesiones. La recuperación y la rehabilitación luego de un procedimiento médico –incluso si éste es quirúrgico- no se desarrollará adecuadamente si la capacidad de autocuración está disminuida.  La respuesta al tratamiento de acupuntura no es una excepción,  también depende en gran medida a esta capacidad de respuesta.

Como esta capacidad de respuesta varía de una persona a otra, es lógico pensar que la respuesta a un mismo  tratamiento será diferente entre distintas personas de acuerdo a la facultad de curación de cada paciente.

El médico puede influenciar parcialmente el resultado de un proceso patológico o la capacidad de respuesta del paciente, ya sea favorablemente, o negativamente según sea el caso.

El beneficio obtenido tras un tratamiento de acupuntura, puede depender entonces de distintos factores, por un lado los inherentes a la lesión o enfermedad que padece el paciente o la gravedad de los síntomas que ésta provoca, pero también el estado general de salud como la capacidad de autocuración del mismo. Por otro lado, la capacidad del acupuntor para realizar un tratamiento correcto y por último la interacción entre paciente y acupuntor que pueden favorecer o entorpecer los procesos fisiológicos y psicológicos de resolución de las enfermedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s