Acerca de los implantes de oro y su efecto biologico

Los resultados obtenidos clínicamente en casi trescientos pacientes tratados con implantes de oro periarticulares en casos de artritis y artrosis confirman las tesis acerca de la efectividad de este tratamiento. La evolución clínica satisfactoria es paralela a los hallazgos histológicos. En algunos casos la mejoría sintomática es sorprendentemente  inmediata. Pero lo que se observa en la mayoría de los casos es una mejoría gradual y sostenida, que se hace muy evidente a partir de las seis o siete semanas, y que coincide con los hallazgos histológicos que se describen a continuación.

Se han estudiado bloques de tejido conectivo, provenientes de la piel y de las partes blandas articulares en los bordes del tejido embebido de iones de oro alrededor de los implantes de oro. Se puede visualizar en el tejido yuxtapuesto a los implantes, macrófagos y mastocitos, que son los primeros en mostrar acumulaciones de oro citoplasmático. Los primeros rastros de oro se ven mediante la técnica de  autometalografía, tras 14 días después de la  colocación de los implantes, y luego de 30-60 días una creciente cantidad de células tienen apreciables cantidades de oro, incluyendo fibroblastos. No todos los macrófagos y mastocitos mostraron la misma absorción del oro, lo que sugiere que las células se renuevan. Incluso cerca de los implantes se observaron células sin partículas de oro. Las células más cargadas de oro mostraron signos de degeneración. La microscopía electrónica demostró que el oro intracelular no estaba rodeado de  membrana, parece estar libre. El patrón da la impresión de que los lisosomas y vesículas absorben cantidades crecientes de oro, hasta que el lisosoma estalla. Las células con acumulaciones de oro libre tenían también acumulaciones de oro también en el núcleo. Las células más próximas a los implantes  estaban más cargadas de oro y los macrófagos y mastocitos más que los fibroblastos. Estos últimos se vieron con partículas de oro tras más largo tiempo (dos meses). Cuanto más tiempo había transcurrido tras la colocación del implante en el tejido, más células teñidas de oro se han encontrado, y más alejados del implante. No se ha demostrado la presencia de oro más allá de un centímetro de distancia del implante.

¿Cuál es el mecanismo que posibilita la remisión sintomática del dolor y la inflamación? Se sugirió que el oro inhibe las enzimas lisosómicas de las células fagocíticas en el tejido sinovial inflamado. El efecto de los iones de oro en la respuesta celular inmunológica no es todavía bien conocido. Los iones de oro son potentes inhibidores de los macrófagos y los leucocitos polimorfonucleares, por lo que hace ya tiempo que se conoce la capacidad del oro para suprimir la inflamación en las articulaciones reumáticas. El efecto es debido a la inhibición del procesamiento de antígenos y a la supresión de la actividad de los F-kappa y la activación de la I-kappa B quinasas, resultando en la reducción de citoquinas proinflamatorias. Los estudios parecen demostrar la presencia de iones de oro a partir de oro metálico debido a la oxidación causado por los macrófagos en la superficie de los implantes. El oro molecular es fagocitado por las células cercanas a los implantes de oro y finalmente se acumulan en los lisosomas. Esta es pues la explicación de la efectividad del oro en el tratamiento dela artrosis y la artritis.

En los pacientes que reciben thiomalato sódico se encontraron iones de aurocianida en orina. También se observó este hecho en pacientes que ingieren auronofrir y solganol. Se ha sugerido que los complejos de oro son activados por el cianuro producido por los leucocitos polimorfonucleares. La enzima mitoperoxidasa presente en neutrófilos y monocitos utiliza el peróxido de hidrógeno para oxidar el cianuro y el tiocianato en aurocianida. Los iones de aurocianida actúan inhibiendo la respiración celular de neutrófilos y monocitos, e inhiben la proliferación linfocitaria, atenuando por tanto la inflamación.

Puede que la superficie de los implantes de oro estimule una reacción del sistema inmune causando la liberación oxidativa de los iones de oro. La liberación de los iones de oro en el espacio extracelular hace que sean fagocitados por mastocitos y macrófagos. Cuanto mayor es la superficie del implante, más cantidad y más lejos se verán células cargadas de oro.

Los estudios histológicos y las observaciones clínicas son coincidentes. Nos encontramos ante una situación nueva. Parece quedar desfasado el paradigma de la imposibilidad de la regeneración articular. La inhibición de la fagocitosis por parte de macrófagos, mastocitos y leucocitos polimorfonucleares provoca una disminución-supresión de la inflamación y la lisis tisular, con la posibilidad cierta de la reconstrucción de los tejidos, por parte de los mecanismos fisiológicos normales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s